Inventario

Página de Fernando Loygorri
Agamenón y su porquero se fueron caminando, tomados por los hombros.

El hombre que les había hablado los miraba confuso, sin entender muy bien las risas que poco a poco se iban volviendo más y más tenues hasta casi parecer -las risas- un caminar de hormigas por un sendero de arena.

Agamenón y su porquero se emborracharon en una taberna.

El hombre que les había hablado enmudeció para siempre.

Diario

Tags : Archivo 2008 Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 07/10/2008 a las 12:51 | {2} Comentarios



Comentarios

1.Publicado por Antonio Zabálburu el 08/10/2008 20:43
Agamenón y el porquero no se habian metido cristal esa noche delante de una hilera de miradas sedientas de curiosidad por la vida de estos dos pintorescos, verdad? porque no recuerdo la borrachera en la taberna.

Nuevo comentario:







Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile