Inventario

Revista literaria y artística escrita y dirigida por Fernando Loygorri
Los Borrachos - en realidad El Triunfo de Baco- de Diego Velázquez 1628-1629
Los Borrachos - en realidad El Triunfo de Baco- de Diego Velázquez 1628-1629

248.- Cuando la mujer mostró su desnudez bajo la luz de la luna, el tiempo se volvió infinito.

249.- La desesperación genera curiosidad.

250.- El monje, el antiguo monje del budismo japonés, salió ileso de un bosque de sanguijuelas. Fue su narrador -Kiouya Izumi- quien me devolvió -por enésima vez la vuelta- el amor por la literatura.

251- Tengo la sensación, no sé si certera, de que las Bellas Artes se tienen que practicar primero para poder entenderlas después mientras que la Literatura se tiene que entender primero para poder practicarla después.

252.- No me refiero a un entendimiento racional y sí me refiero a una práctica manual.

253.- Lo erótico consistió en cómo se soltó la melena de la mujer al desprendérsele la horquilla.

Los aforismos que van desde el nº 248 al nº 253
-y que se compendian bajo el título de Aforismos (24)-,
son todos responsabilidad del director y autor de esta revista
 

Ensayo

Tags : Aforismos Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 22/01/2020 a las 01:45 | {0} Comentarios


Nativo americano
Nativo americano

230.- Al buscar el orden se produce un desequilibrio.

231.- Me gustaría definir el orden como lo justo. Sé que sería injusto definirlo así.

232.- Un ejemplo de orden: Nunca llames a tu madre por ese nombre común. Llámala siempre por su nombre propio.

233.- Todo hombre se ve sometido a lo largo de su existencia al mismo tipo de presiones. Eso ocurre porque sus sinapsis primeras están listas para enfrentarse sólo a ésas.

234.- Deseamos la desnudez porque nos disgusta ser la piel de otro.

235.- El caballo. El jabalí. El águila. El toro. También una cabeza de chacal sobre un cuerpo humano. Órdenes en desequilibrios.

236.- Consuela tener conocimiento de grandes distancias.

237- La velocidad, en cambio, aturde.

238.- Subió tan alto que se descoyuntó la mente.

239.- Nunca me podré someter a la bajeza de aceptar un gesto inelegante. Cuando lo vivo el cuerpo se me vuelve erizo y cierro los ojillos, pequeños como cabecitas de alfiler.

240- En la risa buscamos aligerar el desorden en el que solemos vivir. Los seres ordenados -sapos, bacterias, encinas, culebras, montañas- no necesitan la risa. Tampoco la buscan.

241.- La lluvia en el pelo. La zozobra del viento. La carrera del animal. La mujer que escucha. El amigo que anima. La noche. Son lugares de orden. Son espacio/tiempos justos.

242.- Decidir implica desordenar a otros.

243.- ¡Qué poco amamos ya la lentitud! Sólo a partir de ella se podría ensayar el perdón. El perdón llevaría al orden. El orden generaría desequilibrio. El desequilibrio implicaría justicia.

244.- No puede haber perdón.

245.- Una cuerda. Un árbol desnudo. Un impala cojo. La calma en el río. Los ojos del cocodrilo. 

Los aforismos que van desde el nº 230 al nº 245
-y que se compendian bajo el título de Aforismos (21)-,
son todos responsabilidad del director y autor de esta revista
 

Ensayo

Tags : Aforismos Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 20/12/2019 a las 00:34 | {0} Comentarios



216.- No te voy a pedir, ¡Oh, Atenea! que te quites la coraza y me dejes ver tus senos de lechuza.
 
217.- La distancia está compuesta por tiempo y desgana.
 
218.- Yo siento, en el mismo instante en el que lo estoy diciendo, que el comentario lúbrico que hago -con las circunstancias que hayan rodeado a la interlocutora a lo largo de todo su día, con mi propia emoción vital (estando como estamos a más de cincuenta millones de kilómetros de distancia con respecto al lugar en el que nos encontrábamos el día anterior), más la emoción colectiva- no excita ni alegra sino que es simplemente soez.
 
219.- ¡Hay días tan luminosos!
 
220.- El libro tan sólo como objeto es ya precioso.
 
221.- ¿Y si dejáramos las llaves, nos olvidaríamos de hacer cerraduras?
 
222- No me abandona el placer. Lo he sabido hace un instante, cuando la alquimia del guiso que terminaba había resultado perfecta o cuando urdo estrategias que me lleven al goce.
 
223.- Hay una joven que navega por el mundo anunciando una buena nueva; si fuera Cristo muchos de los que dicen creer en él apedrean hoy a la muchacha.
 
224.- Cuando vuelvan al poder las mujeres, como casta –como lo es la casta de los hombres poderosos- y los hombres poderosos queden recluidos a labores sacerdotales o a ser hetairos de las nuevas diosas, espero que nada empiece con una oración o con un signo.
 
225.- Aunque entiendo (y casi estoy por aceptar) que el primer paso es necesariamente violento –aunque sea ésta una violencia tan sólo emocional o antipática o antiempática- ¡cómo molesta que nos metan a todos en el mismo saco!
 
226.- Comentan gentes de izquierdas (?) que no hay por qué respetar todas las ideas –se refieren, claro, a las ideas de la extrema derecha (?)-. Estoy en absoluto desacuerdo: la única manera tolerante de derrotar la ideología de extrema derecha es mediante el respeto. Sólo mediante el respeto se puede argüir con conocimiento y por lo tanto con razón. A partir del respeto, ¡A por ellos!
 
227.- Las uñas, con los años, también.
 
228.- En Las Avispas, comedia de Aristófanes, éste coloca a los heliastas –los ciudadanos jueces de la Atenas del siglo V a.C.- un aguijón de avispa en la entrepierna. El parangón de esos heliastas hoy en día sería no tanto los jueces cuanto los periodistas/tertulianos que se han convertido, literalmente, en jueces de la opinión. Ya no informan. Sentencian.

229.-  Es 1917.  Unas muchachas hacen gimnasia en la azotea de una casa de New Orleans.
Los aforismos que van desde el nº 216 al nº 229
-y que se compendian bajo el título de Aforismos (20)-,
son todos responsabilidad del director y autor de esta revista
 
Tonos azules de Alfredo Protti 1926
Tonos azules de Alfredo Protti 1926

Ensayo

Tags : Aforismos Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 07/12/2019 a las 12:29 | {0} Comentarios


Cuaderno de dibujo de Edward Hopper 1931-1932
Cuaderno de dibujo de Edward Hopper 1931-1932
204.- La desigualdad es necesariamente mala/perversa tan sólo si es injusta.

205.- O: una desigualdad justa no es necesariamente mala/perversa.

206.- Intuyo una gran sofisticación en las ideas del hombre sobre sí mismo. Me recuerdan a la estilización de un objeto sagrado, es decir de un objeto al que se le sustrae de su mediumnidad para convertirse tan sólo en muestra de escaparate. Supongamos una cruz sin el sentimiento de Cristo pero sí con su historia.

207.- Un detalle que me gusta de la literatura ensayística es que se desarrolla en tanto en cuanto existen libros sobre el mismo tema que entran en conflicto unos con otros. Los ensayos, por lo tanto, existen gracias a sus semejantes. No ocurre así -necesariamente-  con la literatura de ficción que es más solipsista.

208.- La embriaguez del cannabis me lleva a una lucidez de los sentidos y también -pero eso en rarísisimas ocasiones- a la comprensión de ciertas emociones.

209.- El chiste y noviembre se estrechan cordialmente las manos.

210.- Me gusta interpretar. Me gustan los auditorios cuando me siento seguro de lo que voy a hacer o decir... casi siempre decir... también cantar... cantar con la certeza de que nadie me escucha hasta que de entre la maleza surge una mujer que me dice, ¡Qué alegre vas hoy! 

211.- ¡Tan sólo una gota basta para distorsionar la visión del mundo!

212.- El musgo sobre una roca granítica; posada sobre ellos, la enramada de una encina; tras la enramada un camino que desciende a la vera de un murete de piedra; tras el murete una vasta extensión de caza. Vuela una paloma torcaz. Se funde el gris con la lluvia ante un fondo de agua.

213.- Debo tomarte entre mis brazos. Mecerte. Era domingo.

214.- Ahora a aceptar la Sombra y a intentar -aunque sea a base de palanca o de ganzúa- abrir su cerradura.

215.- La suerte está echada y duerme como una bendita.

Los aforismos que van desde el nº 204 al nº 215
-y que se compendian bajo el título de Aforismos (19)-,
son todos responsabilidad del director y autor de esta revista
 

Ensayo

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 01/12/2019 a las 18:52 | {0} Comentarios


Le miroir George Antoine Rochegrosse 1886
Le miroir George Antoine Rochegrosse 1886
192.- La niebla azul divaga en el valle...

193.- ... de ahí deduce que no hay mayor maldad que la de hacer dudar de la bondad de un bueno.

194.- Nunca conseguirá la sabiduría -se dice mientras mantiene el ritmo de la respiración en la subida-. Entonces suda.

195.- Ha querido mantenerse firme siendo, como era, un pedazo de hielo abandonado en el Sáhara.

196.- La maldición es que el destino se cumpla (aunque el destino sea fasto).

197.- Aquellos hombres que escribían verdades como puños. Aquel entonces en el que existían verdades.

198.- Sometido a una continua crítica se disolvió como el azucarillo que tan sólo espera empapar de café la última arista para sucumbir y crear en el amargor dulzura.

199.- Sabe que nunca podrá ser cruel y aún así cuánta, cuánta crueldad han generado sus manos.

200.- Ha vuelto a los nocturnos (con el rascar de la pluma; con la música para piano, con el corazón silente)

201.- Se dijo: a través del hilo telefónico me encontré con lo mejor de ambos. Fuera de ese vínculo todo fue limbo.

202.- La noche fría. El azul oscuro de la noche fría con el detalle del blanco trasero de la luna.

203.-  En algún lugar se acaba de producir el encuentro. 

Los aforismos que van desde el nº 192 al nº 203
-y que se compendian bajo el título de Aforismos (18)-,
son todos responsabilidad del director y autor de esta revista
 

Ensayo

Tags : Aforismos Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 26/11/2019 a las 19:50 | {0} Comentarios


1 2 3 4 5 » ... 93






Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile