Inventario

Revista literaria y artística escrita y dirigida por Fernando Loygorri

Wallace Stevens. Poemas Tardíos. Versión de Daniel Aguirre. Editado Por Lumen


Es difícil oír el viento norte otra vez
y observar las copas de los árboles, cuando se mecen.

Se mecen, honda y sonoramente, en un esfuerzo,
mucho menos que sentimiento, mucho menos que habla,

diciendo y diciendo, como las cosas dicen
al nivel de aquello que no es aún conocimiento:

una revelación aún no intencionada.
Es como un crítico de Dios, el mundo

y la naturaleza humana, sentado pensativamente
en el baldío trono de su propio páramo.

Más hondos, más hondos, más sonoros, más sonoros,
los árboles se están meciendo, meciendo, meciendo.

                                    *****

It is hard to hear the north wind again,
And to watch the treetops, as they sway.

They sway, deeply and loudly, in an effort,
So much less tahn feeling, so much less than speech,

Saying and saying, the way things say
On the level of that wich is not yet knowledge:

A revelation not yet intended.
It is like a critic of God, the world

And human nature, pensively seated
On the waste throne of his own wilderness.

Depplier, deeplier, loudlier, loudlier,
The trees are swaying, swaying, swaying.

Invitados

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 30/01/2013 a las 11:39 | {0} Comentarios


César Delgado
César Delgado

Invitados

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 27/12/2012 a las 13:09 | {2} Comentarios


Escrito por Violeta Loygorri casi en sus 14 años



Si o no, tarde o temprano, esta tarde o mañana, rojo o azul; cristales que caen de repente sin saber de dónde vienen o qué los ha roto; miradas furtivas que dicen más que mil imágenes; momentos que rompen el aire; palabras que desgarran la piel, las venas, hasta llegar al corazón; raíces cuadradas, terceras, cuartas, infinitas; sueños imposibles pero a la vez más posibles que las mejores vidas; lágrimas que caen a un agujero hondo que poco a poco, sin darnos cuenta, llenamos; nubes que flotan sin rumbo, personas que merodean bajo problemas que solo existen en sus mentes; gente que hace el amor cuando olvidaron hace siglos lo que "amor" significa; dolor que parece salir de la nada pero que se convierte en tu todo; sonrisas que brillan más que la primera estrella fugaz del año, y más cortas que ésta; canciones que te recuerdan a sensaciones que en tu vida has sentido; suspiros más ligeros que el aire que mueven; mentes temblorosas que se asustan por situaciones hipotéticas; humanos que entienden la vida como una carrera en la que el que no mata, no gana; rabia contenida en un saludo seco; risas forzadas que impiden a los demás ver tu interior; susurros que resuenan en tu pensamiento más fuerte que el grito, más; besos que te hacen caer y subir de nuevo; objetos que pierdes y aparecen justo donde debían estar; pequeñas cosas que te hacen sentir durante un instante la persona más feliz del universo; mentiras a las que te acostumbras; luces que solo ves tú; diversiones privadas, secretas, únicas. Amor. Rompecabezas que acaban rotos en el suelo, piezas de nuestro ser que encontramos cuando pensábamos que eran irrecuperables; finales mal acabados; principios perfectos; poemas que nos tocan; insinuaciones innecesarias; lluvia que cae sobre nuestra cara, fresca y agradable, que hace que nos olvidemos de todo y vivamos el momento como si fuese nuestra puerta a un País de las Maravillas reservado exclusivamente para nosotros; brillos en la oscuridad; caras sonrientes en mareas de gente aburrida; adioses tristes, bienvenidas mojadas con alegría.

Invitados

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 16/12/2012 a las 14:18 | {1} Comentarios


Czesław Miłosz. Traducido por Xavier Farré.
Me lo envía Raúl Morales.
Te lo envío a ti.



Qué día tan feliz.

Se disipó la niebla temprano, yo trabajaba en el jardín.

Los colibríes se detenían sobre las madreselvas.

No había nada en la tierra que deseara tener.

No conocía a nadie que valiera la pena envidiar.

Olvidé todo el mal acontecido.

No me avergonzaba pensar que era el que ahora soy.

En el cuerpo no sentía ningún dolor.

Al incorporarme, vi el mar azul y unas velas.



Jackson Pollock Autumn Rhythm (1950)
Jackson Pollock Autumn Rhythm (1950)

Invitados

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 14/12/2012 a las 19:00 | {0} Comentarios


Extracto del artículo Superhumanidad escrito por Robert M. Sapolsky para el número especial de noviembre de 2012 -Más allá de los límites de la ciencia- de Investigación y Ciencia.


Una pregunta (interesante) y su respuesta (brillante)


[...] y así surge una cuestión que sin duda tuvo importancia entre los homínidos: ¿cuán rápido he de correr para evadirme del león? La respuesta siempre es la misma: más que la persona que está a mi lado.



Invitados

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 03/11/2012 a las 19:59 | {0} Comentarios


1 ... « 10 11 12 13 14 15 16 » ... 30






Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile