Inventario

Revista literaria y artística escrita y dirigida por Fernando Loygorri
Abandónate. La frustración tenía nombre y no era el tuyo.
Escucha: frustración también es engaño (e imposibilidad).
¿Recuerdas el retrete? ¿los espejos? ¿el sonido del viento?
Rompiste la huella y te quedaste perpleja.
Sólo sentías la fuerza.
Las bragas eran fuertes.
El sostén era fuerte.
Se pueden surcar océanos una tarde
y generar tempestades tomando el té.
Tú aprendiste el olor de la naftalina.
La mañana nunca te dejó indiferente.
El frío te traía sin cuidado.
Todo consistía en hacer un mohín en el momento justo
para que la noche fuera ala de cuervo, festín de buitre.
Llorabas con la sabiduría de Eleusis
y en tu tono -el lastimero- se podían seguir los melismas del coro
que canta en los maitines a un dios desconocido.
Tu pelo negro se recogía entonces
y tus ojos castaños -él te dijo un día ojos de junco en invierno- se sometían al peso de los párpados
y recordabas, sentada frente a él una tarde de mayo de 1986,
tus obligaciones de esposa y madre mientras devorabas su boca y le llamabas cabrón.
Nada le es indiferente al cronista
(eso también lo sabías)
¿te llamabas María Luisa?
ni el color de tus uñas
ni el vestigio de la edad en la juntura de tus senos
ni la desidia amorosa ante el estado febril de tu amante;
así es que fue recogiendo de aquí y de allá retazos de tus besos
y compuso un relatato breve llamado Cinco y como subtítulo
(descomposición y retrete).
Volvamos al principio: Frustración tenía nombre.
Frustración es inutilidad y también engaño.

Narrativa

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 14/02/2016 a las 16:34 | {0} Comentarios


Cuando Hipólito decide ir en busca de su padre Teseo, Fedra ruge de pasión y le duele (duele la pasión. En los hombres duele la pasión. Duele la pasión como duelen las muelas. Duele la pasión como duele el cáncer de huesos). Y tanto le duele la pasión a Fedra que Fedra está muriendo. Pero ¿por qué muere Fedra? ¿qué pasión es la que le está carcomiendo las entrañas? ¿tan sólo que Hipólito se sacie en ella? ¿tan sólo saciarse ella en Hipólito? Hipólito que es su hijastro porque Fedra es la esposa de su padre. Hipólito que es joven y montaraz como lo fue su madre Antíope, reina de las Amazonas. Pero Hipólito no quiere ir en busca de su padre porque tema su muerte o tema que esté de nuevo batallando con un monstruo como ya batalló en el laberinto cuando dio muerte al Minotauro y pudo encontrar la salida  gracias al ovillo de Ariadna que además es la hermana de Fedra. No, Hipólito quiere huir de la tierra de Trecenia porque allí está también Aricia que además de ser su prima es el único amor de su vida, es el fuego que le devora cada mañana hasta el extremo de que ya no disfruta cuando armado de su lanza y de su jabalina, guiando su carro y a sus dos briosos córceles va en busca del jabalí. Hipólito muere también de amor. (¿Se pude realmente morir de amor? ¿No es condición del amor la vida? Hasta si se entrega la vida por amor, ¿no genera más vida la vida dada? ¿Por qué se desangra entonces Hipólito? ¿Cómo llamamos a esa pasión que se desata y debilita y mata?).
Es cierto que Fedra intentó alejar al objeto de su pasión cuando se supo enamorada porque más que ese deseo mandaba en ella el deber de Estado, el deber social que la obliga, por mandato, a respetar las venerables instituciones de los hombres y es falta grave que condena a los infiernos desear al hijo del esposo por más que Teseo sea un hombre de apetito insaciable y tanto cabe que luche en estas horas contra un Titán como que luche entre las piernas de una cortesana en las cálidas costas del Asia Menor. Por eso cuando Panope -una simple criada- anuncia la muerte de Teseo, Fedra siente que los dioses la han escuchado pues ahora sí, ahora sí, ahora podría, si Hipólito quisiera, entregarse a él y ser su esposa y así le hace llamar antes de que parta y le confiesa su amor sin vergüenza alguna y esa pasión que llevaba años inscrustada en su vientre se desata en oleadas de palabras y las palabras caen como flechas envenenadas en los oídos de Hipólito que se espanta, que queda mudo, él joven y bello casado con una mujer madura, a la que nunca amó ni como segunda madre ni como esposa de su padre y menos aún como mujer. (¿Qué nos lleva a estos desafueros? ¿Qué destino nefasto, travieso como Pan, se cruza en nuestras vidas y nos hace padecer silencios, ausencias, ámbito de muerte en la mañana, eterno invierno?).
Más terrible será cuando resulte que la muerte de Teseo era falsa y que ha vuelto y ya ha arribado a puerto. Terrible la vergüenza de Fedra y horror el tan sólo pensar que Hipólito le diga a su padre las frases que ella le pronunció como una loca. Locura ahora por un amor incestuoso y por una declaración que pone en manos de quien la desdeña su honor. Sólo que ahí está Enone, su nodriza, la mujer que la cuidó desde niña. Y también en esta mujer vieja anida una pasión y esa pasión se llama Fedra. Su mente busca la solución a su deshonra y al final la encuentra y convence a su niña, a su querida niña, que será siempre niña aunque ya sea una mujer madura enamorada de un mancebo, para que acuda presta a Teseo y mienta y le diga que en cuanto su hijo Hipólito se enteró de que había muerto corrió a la alcoba de la esposa de su padre con el ansia de la juventud en su mirada y el deseo nocturnal de hacerla suya de inmediato. Fedra duda apenas. El temor al deshonor vence su pasión de enamorada y hace caso a su nodriza y envenena los oídos de su esposo que había llegado alegre al encuentro de los suyos. ¡Oh, hado fatal! ¡Dioses injustos!
La pasión de Teseo era su hijo Hipólito, su sucesor, sangre suya y sangre de la mujer a la que más amó y ahora, a su vuelta, lo encuentra traidor a su estirpe. E Hipólito noble entre los nobles, joven entre los jóvenes, sin acusar a Fedra de mentir por no deshonrar a la esposa de su padre, sí le confiesa su amor por Aricia. Teseo duda. No sabe si su hijo le engaña. Hipólito desesperado decide irse y rogará a Aricia que huya con él mientras Fedra, arrepentida o culpable, intenta interceder ante su esposo por su hijastro. No quiere oír Teseo ruegos de mujer e implora a Neptuno, amigo suyo, que vengue la afrenta que su hijo le ha hecho (¡las pasiones enredan las vidas de los hombres! ¡las pasiones ponen vendas en los ojos puros! ¡las pasiones enloquecen los estómagos, nublan la razón, acogotan los sentimientos, anulan el equilibrio, ciegan la verdad, arman la mentira, ajustan cuentas con la inocencia!
Preso de sus dudas, porque en el fondo de su alma sabe que su hijo es noble y es bueno, busca Teseo a Aricia y cuando la encuentra le insinúa las inclinaciones de Hipólito por su esposa y Aricia le insinúa el veneno que ha salido de los labios de Fedra y, sin saberlo, también Teseo ha envenenado el alma de Fedra al contarle la pasión que su hijo siente por Aricia y ese veneno que ya es mortal se volcará contra Enone, su nodriza, la urdidora de la gran tempestad que se abate sobre los habitantes del palacio de Trecenia. Presa de un dolor insoportable, Enone se arrebata la vida lanzándose desde los acantilados al ponto verde y de ese mismo mar saldrá un monstruo -atendidos por Neptuno los ruegos de Teseo- que acabará con la vida de Hipólito. Será Terámenes, ayo del joven, quien le contará a Teseo la muerte heróica de su hijo y Fedrá morirá envenenada por sí misma y quedarán desolados, tras conocer la verdad, Teseo y Aricia en un palacio que conoció el amor y conoció la pasión y conoció la ira y conoció el silencio de los dioses ante la decisión de los hombres sobre lo que es justo o injusto. Y aún resuena en el Peloponeso el verso que el poeta puso en labios de Fedra: Todo me aflige, me hiere y se conjura para herirme.

Narrativa

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 13/02/2016 a las 00:04 | {2} Comentarios


Por una cuestión de higiene mental voy a abandonar durante meses (espero que años incluso espero que para siempre. Lo malo es que muchas veces pienso lo mismo y soy tan inconstante [casi tanto, tanto como mi caminar] que quizá me vea mañana escribiendo sobre lo que abandono hoy) comentario alguno sobre lo que los medios de comunicación llaman política.
Eso es todo con respecto al tema.

Miscelánea

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 12/02/2016 a las 00:18 | {0} Comentarios


En esta España donde vivo, cada día más fascista, se ha detenido a dos comediantes -Alfonso Lázararo de la Fuente, y Raúl García Pérez-, se les ha metido en la cárcel sin fianza -es decir se les ha privado de su libertad, bien supremo del individuo en una democracia (o eso dicen)-  y se les ha acusado de apología del terrorismo por representar una función en la que a una bruja se le ponían pruebas falsas para que fuera acusada de los peores crímenes que hoy se pueden cometer. Una de esas pruebas era un cartel donde se leía: Gora Alkaeta.

Un juez fascista, un fiscal fascista, un Partido Popular fascista y una prensa fascista han encarcelado a estos titiriteros mientras por las calles deambulan los grandes terroristas de este país: los que han robado a manos llenas de las arcas públicas provocando con ello la ruina de miles de personas, la muerte de miles de personas y el terror a vivir de miles de personas (¿no es eso lo que persiguen los terroristas: ruina, muerte, terror?).

Ya no sólo es la defensa de la libertad de expresión (incluso ¿por qué cojones no se puede escribir una ficción o un ensayo que haga apología del terrorismo? ¿no es el sistema democrático el mejor de los sistemas posibles? Si es así ¿cómo un sistema tan amado por sus subditos no puede encarar ese tipo de pensamientos? Escribo de pensamientos. Pensamientos. ¡¡¡Pensamientos!!!) es la justicia. Porque este encarcelamiento de los titiriteros (la obra era de marionetas) lo que muestra es que la justicia no es igual para todos. Por ejemplo, hoy ha sido denunciado un monitor por abusos sexuales a cinco niñas en el colegio de los Maristas de Barcelona. Pues este señor está en libertad condicional. O Billi el Niño, un policía corrupto, terrorista y torturador jamás ha pisado una cárcel... sería tan larga la lista que dan arcadas de que existan jueces como Ismael Moreno (y espanto por si ocurriera que uno tuviera que ser juzgado por semejante prócer). Porque -no se equivoquen- no propugno que el abusador en un colegio católico esté en prisión por la denuncia de unos abusos sexuales reales sino que defiendo que dos titiriteros no lo estén por una ficción.

En última instancia: mientras la ficción se encarcela, la realidad campa a sus anchas.

¡Ah, a Rita Barberá - penúltima alcaldesa de la ciudad más corrompida de España- la han blindado los del Partido Popular para que no pueda ser investigada por la justicia ordinaria. Ahora es senadora!

Miscelánea

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 10/02/2016 a las 08:43 | {0} Comentarios


...
¿cuántas cebras han muerto hoy bajo las zarpas de los lascivos leones?
¿cuántos han sido los muertos?
¿en cuántas casas? ¿cuántos deudos? ¿cuántos amigos lloran la muerte del que hasta ayer mismo miraba como ellos la noche que ha llegado?
¿cuántos saltamontes han nacido?
¿cuántas bellotas han caído de los robles al suelo y allí, reposadas, han sido comidas por los jabalíes?
¿cuántos niños han aprendido hoy -como si fuera magia- que siete por cuatro son veintiocho?
¿cuántos hombres han dicho te quiero?
¿cuántas mujeres han dicho no puedo?
¿cuántos hombres han dicho no puedo?
¿cuántas mujeres han dicho te quiero?
¿cuántos kilos de krill han sido engullidos de una sola bocanada por la ballena?
¿cuántas estrellas han nacido en la última hora?
¿cuántas estrellas se han extinguido en el último aliento?
¿cuántos antílopes han logrado escapar a lo largo del día de las garras del guepardo?
¿cuántos elefantes se han dejado enredar en el lodo del lago incapaces ya, de tan viejos, de llevarse el agua de la trompa a la boca y por lo tanto han debido adentrarse en él para poder beber directamente por la boca?
¿cuántos miles de colmillos de elefante hay en el fondo de los lagos de África?
¿cuántas mujeres están llorando por la muerte de un hijo?
¿cuántas uñas se han mordido en el mundo en los últimos tres minutos?
¿cuántos hombres miran al vacío, más allá del coche destrozado, en una carretera secundaria, mientras esperan la llegada del auxilio y ruegan al dios en el que crean, que el hijo de meses que iba correctamente sentado en su silla, respire y viva y puedan recordar este instante nefasto?
¿cuántas conversaciones sobre amar se están produciendo al unísono a las nueve menos cinco de esta noche hora española?
¿cuántas conversaciones sobre desamor se producirán a las doce y diez hora española?
¿cuántos abrazos se han dado en las dos últimas semanas?
¿cuántos besos en la boca se han dado en este instante los chimpancés de todo el mundo?
¿cuántas manos se han enlazado hoy por primera vez?
¿cuántas hormigas se han extraviado a lo largo de la tarde en su labor?
¿cuántos kilómetros de galerías han realizado las termitas durante el fin de semana?
¿cuántos animales han fecundado hoy?
¿cuántas ramas se han tronchado desde el viernes?
¿cuántos litros de lluvia han calmado la sed de cuántos miles de millones de seres?
¿cuántos vendavales se han producido en Polonia en el mes de enero?
¿cuántas veces te esperaré de nuevo?
¿cuánta leche ha sido derramada?
¿cuántos pañales han sido desechados?
¿cuántos pañuelos de tela han cumplido su función?
¿cuántos suicidios han tenido un final feliz esta tarde en la ciudad de Sebastopol?
¿cuántas palabras se han pronunciado este domingo por la mañana y en cuántos idiomas?
¿cuánto maíz se acumula en las mazorcas de la isla de Santo Domingo?
¿cuántas veces se han embragado las marchas en los vehículos que han circulado por Francia desde el miércoles pasado?
¿cuántas mandarinas se comieron ayer en China?
...

Miscelánea

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 07/02/2016 a las 20:39 | {0} Comentarios


1 2 3






Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile