Inventario

Revista literaria y artística escrita y dirigida por Fernando Loygorri
El lago; los inmensos campos de trigo; las ensenadas; LAS LADERAS que podríAn ser INicio de grandes montañas; los epítetos; las esdrújulas; las burbujas que tanto nos acompañan; queda en el frescor de esta mañana de agosto un regusto de niñez cuando caían las primeras tormentas y los marineros no las llamaban gota fría sino rugir de NEpTUno que mostraba su tridente afilado por entre las espumosas aguas; o quizá sea la tristeza de MARía que se acostó anoche llena de promesas y se ha despertado esta mañana con la duda clavada en su espalda; o será Matías que vendió su coCHE para pagar los restos de su FAMIlia; O será ese escritor de MIERDA llamado REverTE, (lo insulto porque en eso consiste fundamentalmente su literatura) que debe sentirse muy orgulloso con su infumable PATEnte DE cORso; o será Arantxa que espera en el Peine de los VIENTOS a que surja la cabeza del león marino que le prometió su celo.
He mirado las manos y en ellas he descubierto la raza y las algas; las he mirado con aire DESPREocupado como quien atisba por el ojo de un muro lo que no se debiera mirar; repito que he mirado LAS mANOS y he observado un sinfín de corpúsculos (como si una hilera de polvo se hubiera puesto de acuerdo para formar un dibujo) que conformaban la plenitud de la palmera; he caminado luego por la gran montaña de los DÉSPOtas y me he sentido inmerso en una fragilidad de estopa; luego he rodado, rueda, rueda, por el alfeizar de mis años y casi me he caído por la escalera de los veintitrés peldaños y ahora descanso mi cuerpo apoyado en la alfombra que abandonó ayer, en el ocaso, un mago.
¿Qué diría Saulo de todo esto?
¿Cómo cimbrearía mi cuerpo por las calles de Ay?
¿Quién saldría al balcón al paso de mi CANción?
En algún lugar se están probando las luces del escenario; los técnicos de sonido se ajustan los cascos; el operario activa una nueva línea telefónica; la velocidad se ha vuelto endiablada; un cable de fibra óptica repta por los filos de la espalda de una muchacha; una cámara se adentra por la nariz de un paciente e ilumina el misterio de SUS cuerdas vocales; la belladona mató al DIAblo; la ardora debe estar ahora brillando ante los platos atónitos de ceviches bien sazonados; y esas MANOS que he visto danzan, danzan, danzan como nunca antes las había visto danzaR, como siempre deseÉ danzar Yo (qué pronombre personal tan esTÚpido, tan OCCidenTAL).
Huele amor mío la paella que nos vamos a comer
Caza jilguero un grano de azafrán
Hurga hurón el follaje
Mira mandril el aire de abril y huye luego y sube luego y espía luego y alardea luego y llora si así quieres luego
Luego hermosa indefinición de un tiempo por venir
Vuela hulla
The atrocity exhibition
The atrocity exhibition

Miscelánea

Tags : No fabularé Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 26/08/2011 a las 12:12 | {0} Comentarios








Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile