Inventario

Página de Fernando Loygorri
Florece cuando el viento ha dejado tras de sí una estela de último rayo de sol
Canta el Mastín de Culann sus misterios con Emer
y por el aire se eleva la capa que dejó sin asaetear un troyano odiador de Aquiles
Las muelas trituran el trigo
y se afana el buey en la noria en girar una vez más, una vez más
Es cierto que lejos se escucha la lepatata y genera ausencias inmensas más allá del anillo más externo de Saturno
No niega tendencia a cortarse las venas los sábados de junio
ni se atreve a sonreír hasta que no le implanten los paletos
(reírse sin dientes es como abrazar a la muerte) 
Y aún así corren por los campos arcaicos floridos
(mal que le pese a Nabokov y genere su crítica al Quijote
una especie de bilis que no atiende ironías
Qué gran boutade atacar al manco [una vez muerto]
Cómo debió de llamar la atención a los alumnos de los Colleges yankis la transgresión moderna del escritor moderno
¡Qué a gusto hay que quedarse tras destrozar El Quijote!
¡Qué raro que nadie le dijera que El Quijote tan sólo es genial por su constancia!)
una pastora y un pastor de senos y huevos colganderos
La noche ha caído sobre la calva última
El paisaje se ha convertido en una mancha parda
y él ha rumiado un título curioso en su cabeza

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 16/06/2018 a las 22:58 | {0} Comentarios








Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile