Inventario

Página de Fernando Loygorri
A veces planea
sobre una salina
Otea desde lo alto del mundo y siente cierto sopor por la repetición de la ausencia de vida en la sal
No hay un motivo hoy, piensa,
Voy emplumada como si fuera un ave
y mis brazos se extienden cuales alas leves
Es sueño la vida
por eso no hay que estar alerta, alerta, alerta
sino dejarse ir como ahora me dejo elevar o caer por las diferencias de presión del aire
Creo que a lo lejos está el hombre inmenso que me espera ya en la cama
Deseoso de mí su respiración se altera cuando cree husmearme
Cuando llegue abrirá sus brazos
su pene se convertirá en verga
y gozaremos de las carnes y sus humedales
Vuelo tranquila
sin ansias de nada
la sal en la tierra
el vacío fuera
Siento que probablemente, en algún momento de la historia del pensamiento
los físicos volverán a descubrir
que las estrellas son puntos del fuego que rodea la bóveda pétrea del universo
La ventana de la alcoba se dibuja en el mundo
Vuelo hacia ella
El hombre inmenso se incorpora en el lecho
Sonríe mi pico de lechuza
y cuando poso mis patas en el alfeizar, me despojo de mis trastos guerreros
Soy tan hermosa como la noche
y tan ansiosa como la paz

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 06/09/2018 a las 12:34 | {2} Comentarios








Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile