Inventario

Página de Fernando Loygorri

Mancha azul que se diluye en una especie de cuerpo vítreo
Respiraciones
Quizá trabajaste mal
Quizá nunca entendiste la esencia de la rosa
(de la cosa)
Una marca de pinturas: Titanlux
que se va desintegrando en su verdadero significado: Titán de luz
Proyectas tu ansia en la respiración
Aceptas la duda como principio
Escuchas las máquinas que se empeñan en destrozar el silencio
como si éste fuera Guardián de Secretos de la Flor
y te dejas llevar por ellas
aceptas su ruido, piensas en Cage
no te revuelves contra la idea de que todo modelo busca su demostración
Titanlux de nuevo
Colores alegres y duraderos en las paredes
Paredes altas
Paredes antiguas
Esperabas en el camino que el cadáver del gato (negro) se anticipara por el olor a muerte
No fue así
Animales carroñeros o camiones de la basura
Soñaste el picor en la mano
Te rascaste en la vigilia
Era al amanecer y los pájaros se daban el festín de los insectos
Te quiere
Lo sabes
Has de seguir confiando en este último día
cuando el silencio se ha hecho y la descamación termina
Luego vendrá la escritura (tu escritura: no permitas que te obliguen a juzgarte)
Calma en las teclas
¡Qué bien has respirado!
¡Qué bien has asimilado el ruido en la mancha azul que se diluía en el cuerpo vítreo!
No anheles la noche
No ansíes la solución
Ansía la rana
Anhela el éter del siglo XVIII

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 04/07/2018 a las 14:05 | {0} Comentarios


¡Denuncio!
¡Denuncio por la noche!
Hay un documental terrible que nos explica que las redes sociales de la INTER-RED nos utilizan
¡Oh, Santo Patrón de los Algoritmos! ¡Menuda novedad!
¡Denuncio la entropía, entonces!
¡Denuncio la ausencia de sabor en los tomates!
¡Denuncio el olor a química de la suavidad!
¡Denuncio la obsolescencia programada de mis riñones!
¡Denuncio la levedad de la menta en el balcón!
¡Denuncio que tan sólo uno de cada quinientos partidos de fútbol sea fantástico!
¡Denuncio el griterío de los niños en el patio de la comunidad!
¡Denuncio, de veras, a los motoristas que van por vías pecuarias haciendo gilipolleces con sus putas motos!
¡Denuncio los arreglos de las calles!
¡Denuncio el ruido!
¡El ruido provoca la invasión del íntimo espacio sonoro!
¡El ruido es la quintaesencia del hombre!
¡El hombre hace ruido!
¡El hombre es ruido natural!
¡Denuncio la invasión de mis venas y el que a paso nada quedo la vieja dama se vaya acercando con la sonrisa helada en su boca!
¡Denuncio el concepto de pecado y que nada se diga del Canon Pali para entender a Buda! Que estaba aterrado. Que sentía que esta rueda terrible de sufrimiento no tenía sentido. Que su vida en los bosques le producía un terror de bestias merodeadoras.
¡Denuncio con todas mis fuerzas la positividad! No estamos en ningún mundo feliz y existen tantos motivos para el desaliento como existen motivos para la exaltación de la vida. Ambos no se excluyen. Ambos se complementan.
¡Denuncio la puta idea de la irreversibilidad!
¡Denuncio la obsesión que me producen los productores y directores de cine, teatro y televisión que me lleva a ver en todos ellos a ladrones, ladrones, ladrones!
Y denuncio a un señor muy positivo -Javier Gomá se llama y dirige o dirigía la Fundación Juan March- que ha descubierto que estadísticamente es imposible que un genio que viva más de setenta años no sea reconocido en su época, ¡Viva uno de los métodos científicos!
[términos imposible (?) genio (?) setenta años (?) reconocido (?) época (?)]
¡Denuncio las estadísticas como evidencia de verdad!
Y ahora me dispongo a resolver un problema de táctica ajedrecística
No tengo miedo
Sólo siento el ansia de mirar constantemente
Ahora descanso
La ligera molestia en el abdomen es el aviso
No importa
Ya casi llego

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 01/07/2018 a las 00:01 | {0} Comentarios


Por alguna cuestión habrá sido
que todo lo que había escrito se ha borrado
Recordaba una noche de San Juan de mil novecientos sesenta y uno
y establecía luego una relación entre
las hormigas como miembros de un cuerpo sin límites
(cada hormiga una célula)
Creía luego que su cuerpo era hormiguero
y había llegado a explicar cómo los microbios que habitan en su intestino,
los que generan los gases para que otros microbios los consuman,
una vez que muere el cuerpo del que ellos viven, siguen generando los gases
porque a ellos ese cuerpo muerto les sigue dando vida
Hablaba también de la copia -falsaria- del Templo de Salomón
y cómo debido a la extraña cualidad del aire de esa tarde
parecía en todo semejante a una construcción de adobe
(de hecho el texto que se ha borrado por completo se iniciaba con esta extrañeza)
y mediante una ligazón que no tengo ganas ahora de volver a establecer
contaba la particularidad de su cabello, prodigioso, según exclamaba el mejor peluquero de la ciudad donde nació, el peluquero Cachón 
Seguro que cuando ha dado a guardar borrador -normalmente antes hace una copia. No esta vez- iba a terminar con alguna recogida del Templo
pero vino la debacle, un principio de desesperación, una sonrisa después y por último la idea de la síntesis
(escribía de cultura; escribía de asimetrías; escribía sobre la necedad de la cultura occidental -la cultura entendida como pensamiento y modo de actuar de un grupo humano- que tan solo por una asimetría entre dos piernas somete a su portadora a un cambio radical en su destino. Añoraba la sensatez y más aún la sabiduría)
Entonces llegó la medianoche, me pidió un último esfuerzo,
salió al balcón y la vi caminar con su cojera y me pareció tan bella
como el salto de la eudorcas thomsonii en la sabana cuando huelen la cercanía de la leona
y con su salto avisa de su agilidad y con su agilidad se aleja de la muerte
(me he arriesgado yo ahora y he dado a guardar borrador sin hacer copia. No lo volveré a hacer.
Se lo prometo a la coja que se gira en el balcón y me sonríe)
Mira hacia atrás
A veces es bueno mirar hacia atrás
Por delante queda el infinito
La brisa
La calima
Junio un poco
¡Las hogueras de San Juan! ¡Ardieron las hogueras de San Juan! 

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 25/06/2018 a las 00:01 | {2} Comentarios




¡Ay, que en el llano hay un monte!
No cejes hombre cuyo corazón aún late
No llueve
El sol al desaparecer tras la gran montaña
Me levanto y respiro hondo

¡Ay, la sal tras un año!
La cicatriz en tierra
la menta en la maceta
ausencia de alas
escorpión en danza

¡Ay, los pómulos!
El vestido de verano se convirtió en paraguas
cuando Emer se dedicó a la plantación de espantos
Caen truenos
Se ensordece el mar
A lo lejos un faro
(ya no hay fareros)
Esa mano
...la quilla
no siento la tentación del rábano
ni hay en mis uñas nada que denuncie

¡Ay, a lo lejos las aguas!
¡Insecto voraz!
¿Dónde?
Aguanta
 

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 21/06/2018 a las 23:49 | {0} Comentarios


Al describir a una mujer desnuda tocando el saxo
se redimió de una gran pesadumbre
(era una imagen tan elaborada que negaba, por principio, a Sallinger)
Se mantuvo callada, dispuesta a no mover la pierna ni un sola vez más, ni siquiera para llevar el supuesto compás
No duda de que las ciudades fueron bonitas
ni tampoco se niega a reconocer que es ella la que no ve la belleza en las cosas que son bellas
y aún así se sirve el ron con cierto desdén (u orgullo)
La magnolia, por ejemplo
o un gran canal de Suez
Sabe que se ha puesto los cascos para no escuchar 
que el verano conlleva ventanas abiertas
búsqueda de brisa
Sueña, ella, la panadería abierta de madrugada y el olor del pan recién hecho
Sueña la excitación del olor del pan recién hecho en la madrugada
gime, amoratada, mientras repiquetea con unas baquetas en un taburete de metal
Entonces se pregunta si la pregunta será la correcta
si hay algo más allá de la figura
o qué se esconde en la espesura
No hay elogio
sólo una libertad que se transmite (que tiene eco de narcisos ensimismados en su contemplación)
La intensidad de la lavanda
La búsqueda nada infructuosa de una pelota maciza de color naranja con pequeñas dentelladas
La intensidad del espliego y de la menta
y cómo va creciendo el axis mundi hasta convertir el universo en infinito 
Ahora queda ella tumbada en el sofá
mira las letras de una novela de Sciascia y se dice , ¿Por qué no?
La noche ha decidido hacerse larga

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 18/06/2018 a las 00:37 | {0} Comentarios


1 2 3 4 5 » ... 347






Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile