Inventario

Página de Fernando Loygorri

Documento 22 de la serie de Los Archivos Póstumos de Isaac Alexander y documento 1 de una serie que trata de la época durante la cual se ganó la vida como tasador de bibliotecas para la famosa librería de viejo Pavel ubicada en la Spigelgasse de la ciudad de Zurich.

Los documentos de esta serie los signaré de la siguiente manera AP/22-TB/01. Es decir de los Archivos Póstumos (AP) es el documento número 22 y de la serie Tasador de Bibliotecas (TB) es el número 01


Antes de dar paso a la voz particular de Isaac Alexander quiero hacer una salvedad. Esta serie está incompleta. Le falta seguro la primera carta. Lo verá el lector por las referencias que hace Isaac a una carta anterior en la que explicaba más in extenso los motivos por los que había aceptado el trabajo.
La destinataria de estas cartas es Anail  Dal Sonelo condesa de Grappa, que fue la amante de Isaac Alexander a los largo de diez años. Nunca vivieron juntos y como comentaba a menudo Isaac, Hablamos mucho, muchísimo. ¡No sabes cuánto!
 
23 de noviembre de 1964
Querida Condesa:
Recién llegado llueve en Zurich. Estoy en la habitación del pequeño hotel de la calle Rindermarkt. Cerca del río. Cerca de mi lugar de trabajo y por lo tanto cerca del Cabaret Voltaire. ¡Ah, querida Anail, querida mía, no he podido bajar y caminar con las manos dentro del abrigo -porque llueve y hace frío y el río ha colocado a pocos centímetros por encima de él un cejo que alimenta el misterio del otoño en centroeuropa- porque si lo hiciera me acercaría a nuestros días juntos en esta misma ciudad... no hace tanto. Sí, estoy en el mismo hotel en el que estuvimos y he tenido la fortuna de conseguir la misma habitación en la que te regalé, junto a la cama, aquella cruz que nunca quisiste que viera nuestros amores. En la mesita frente a la ventana te escribo esta segunda carta también para pedirte disculpas por si de la primera -que te escribí en el tren, tras la huída- colegiste que era de ti y aunque haya algo de verdad en ello más me impulsó una necesidad casi estética de volver a aprender. Y así cuando los astros se conjuraron y conocí  a Pavel de una forma tan ordenadamente casual, no pude por menos que hacerle caso al destino y levantar el vuelo una vez más.
No estoy cansado de amarte. Ni cansado de verte desnuda. Más bien lo que quiero -porque tú lo quieres- es querer verte desnuda siempre y para que el erotismo crezca ha de menguar el vernos. Algo así me dijiste hace pocas noches, me dijiste, No quieras verme tanto, Isaac, que de tanto querer verme me vas a gastar. La verdad en tu boca me aterra y me atrae. Espero que mi verdad, la que me has pedido que te cuente te provoque la misma tensión que a mí: atracción y terror a un mismo tiempo.
Curioso estar en Zurich,; empezar otra vez en Zurich. Zurich donde empezó todo.

Narrativa

Tags : Tasador de bibliotecas Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 27/11/2018 a las 18:02 | {0} Comentarios








Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile