Inventario

Revista literaria y artística escrita y dirigida por Fernando Loygorri

Disquisiciones de S. que Isaac Alexander reproduce tras su lectura de Abaddón el exterminador más algunos pensamientos del propio Alexander.


Club night de Georges Bellowz 1907
Club night de Georges Bellowz 1907
1.- El Profesor me desveló este secreto fundamental: el Antiguo Testamento no es la palabra divina […] Hay tan sólo una parte de verdad que se refiere a las etapas de la Creación. El resto es obra de Satanás. Jehová –o Dios- y Satanás son el mismo ser.
 
2.- También el Profesor dijo: […] este juego le ha sido posible a Satanás a partir del instante en que fue arrojado de la región celestial para convertirse en Dios de la Tierra. Tierra que viene gobernando por medio de nuestras pasiones, de nuestro egoísmo y de nuestra ignorancia.
 
3.- También el Profesor nos cuenta: Ahora verán lo que sucedió con la ganadería. Abel representaba el ángel custodio de la ganadería, así como Caín lo era de la agricultura. Jehová, es decir Dios, es decir Satanás, inspiró a Caín el asesinato de su hermano para que eliminada la custodia del ganado, éste sería fácil víctima de la matanza para consumo del hombre (hasta ese momento la carne animal sólo se utilizaba para ofrenda o sacrificio (sacer facere: hacer sagrado) al Divino Padre [el Verdadero]). Con este acto se anulaba la alimentación vegetal, instituida por el Divino Padre, sustituyéndola por los productos de la matanza.
 
4.- Confirma el Profesor: De modo que Caín viene a ser el protocarnicero. Sin él no existiría el negocio de las carnicerías. Y continúa el Profesor: El cambio –recordemos que promovido por Jehová que es Dios que es Satanás- tenía por objeto neutralizar el Plan Divino porque la alimentación vegetariana es conservadora de la salud y además favorece la espiritualización de la humanidad. La alimentación animal o cadavérica acarrea enfermedades, acorta la vida, embrutece la conciencia, embota los sentidos, fomenta las pasiones, acrecienta el egoísmo. Además de constituir un producto inmoral ya que todo lo que atenta contra la vida de un ser es una inmoralidad, un crimen.
 
5.- Me aparto de las teorías acerca de los dioses y sus impostores. Dejo a S. en su ceguera y en su terror. Y me regocijo con las heterodoxias del Profesor. Hay muchos terrores, me digo. Uno de ellos y no el menor es si hay que amar la vida para vivir; si hay que tener curiosidad por la vida para escribir (o para representarla de cualquier otra manera). O si tan sólo bastan la contemplación y las pequeñas acciones de cada uno para adquirir –eso sí desde la atención- una idea general sobre el vivir que valga tanto como la del mayor adorador de la misma.
 
6.- También digo: no creo que la democracia burguesa sea la mejor de las formas de convivencia; es más creo que la democracia burguesa es una de las formas más aviesas que los hombres –regidos, no se nos olvide, por la mente poderosa de Jehová/Satanás- se han dado para sentirse relativamente seres. Tras la Ilustración –y habría mucho que criticar de la Ilustración- hubo una Contrailustración burguesa que convirtió el siglo XIX en uno de los siglos más viriles y, por lo tanto, más reaccionarios de la historia de los hombres. La democracia burguesa es la victoria de los mediocres y éstos están invadidos por el egoísmo burgués del siglo XIX. Y no se nos olvide: egoísmo es antes yo que cualquiera otra cosa.
 
7.- Las mayorías son mediocres.

8.- Por lo tanto yo defiendo un sistema de gobierno que tuviera como máximos representantes a personas popperianas, con conocimientos de derecho natural, su miajita de sensibilidad, su mucho de cultura general, vegetarianos, laicos a más no poder, educados y llamados a formar a sus sucesores en un plazo no mayor a dos años (uno si insultaran a cualquiera). Estos seres podrían volver a la cosa pública –si fueran excepcionales- tras quince años formando a nuevas personas que pudieran desempeñar con honor los asuntos públicos.
 
9.- El epígrafe 8 es un boceto que necesita mejora y pide participación.
 
10.- Hoy es el día de la mujer. No debería haber día de la mujer. La mujer es todos los días como el hombre. Hacer un día para la mujer significa seguir considerando que han de ser protegidas etc… (me aburre escribir lo obvio)
 
11.- Termino estas bocanadas de aire fresco volviendo al Profesor, el cual explica que Cristo es una de las jerarquías espirituales que asistían al Divino Padre (el Verdadero). Los medios de los que se valió Satanás para convertir al pueblo hebreo en su esclavo (a cambio de riqueza y protección) determinó al Padre Celestial a enviar a Cristo a la Tierra, corporizado en Jesús (de ahí el nombre Jesús-Cristo) para emancipar a ese pueblo de tan terrible tutelaje si bien los beneficios se extenderían a toda la humanidad.
 
12.- Hoy sabemos que Jesús-Cristo fracasó.
 
13.- Me dice Angelie, Fracasó de momento, mi amol.

Miscelánea

Tags : Sobre las creencias ¿De Isaac Alexander? Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 08/03/2015 a las 18:12 | {0} Comentarios








Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile