Inventario

Revista literaria y artística escrita y dirigida por Fernando Loygorri
Provengo, has de saberlo si vas a amarme los próximos meses,
del alba escocesa
Fui criado en las Highlands
Hay en mi hígado un poso de whisky
Y bailo muchas veces al son de músicas prerromanas
 
Cuando te veo desnuda
surgen en mí mis ancestros y caigo en la marmita donde se fue cociendo poco a poco esto a lo que llamamos hombres
 
Cuando te veo desnuda
Cuando te desnudas siempre de espaldas, siempre, siempre de espaldas
se altera mi esencia escocesa y la apariencia de hombre de mi época se hace patente por la necesidad primera de abrazarme a ti, de besarte el cuello, de morderte, de entrar en ti con esa generosidad de las mujeres que a veces valoramos poco los hombres
 
Yo vengo de las grandes ciudades, es cierto. Pocas veces he andado caminos del bosque y reconozco mi extrañeza a ciertos olores, mi temor a los sonidos que se escuchan tras la maleza o la cautela con que toco un tallo que en nada amenaza. Soy infinitamente uno y múltiple. Soy sagrado y profano y tengo un halo druídico que tan solo se oculta por ser barbilampiño y carecer de grandes sortilegios
 
Mírame porque sabrás apreciar lo que te espera
porque junto a mí los mercados y las aceras
los baúles y las catapultas
las misas sin sus maitines y las escaleras y los rosarios y las yuntas y el espliego y la azotea y el musgo y la hierba y el olivo y el pantano
serán versos en tus manos, besos en tus ojos, alma de mayo
 
Porque vengo de tiempos muy antiguos, de aquéllos de la espora, de aquéllos del final, de aquéllos de la peste y los juglares; yo fui trovador, has de saberlo si vas –tu Dios lo quiera- a amarme los próximos meses; yo escribía en mi castillo de Corella –en el corazón del Reino de Navarra- los más hermosos cantos para los juglares y eran ellos los que con sus voces y sus gestos los expandían por el orbe conocido y así mi nombre se fue haciendo inmenso y de tan inmenso cayó en el olvido y en el olvido se hizo eterno; si tus abrazos han de rescatar mi nombre; si tus abrazos me inflaman el verbo y el falo; si tu boca se acerca a la mía; si tus piernas se enredan quejosas con mi anatomía y al caer la tarde bebemos el vino que cantaron tantos; si me amaras los próximos meses verías mi nombre crecer hermoso como el geranio en un balcón de Andalucía y sé que tu esencia que proviene de la vieja Ausonia, renegadora de cobardes, fiera con los pusilánimes y vengativa con los aduladores, también crecerá, bella como tu voz, austera como tus creencias
 
¿Qué quiere decir –te preguntas- provenir de Escocia?
Te daré la respuesta: provenir de Escocia quiere decir aguantar el viento del norte en la cara, en lo alto del acantilado, sin pestañear hasta que la noche caiga y el viento se canse de azotar
 
Ahora recuerdo tu cadera
He de hacer la ronda de las doce. El deber también es alba... alba escocesa

Narrativa

Tags : Reflexiones que Olmo Z. le escribe a su mujer en plena crisis Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 04/08/2015 a las 23:45 | {0} Comentarios








Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile