Inventario

Página de Fernando Loygorri
 

Goya no dijo
cuando la razón duerme
produce monstruos

 

Poesía

Tags : Haiku Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 01/12/2018 a las 20:12 | {0} Comentarios


Documento 22 de la serie de Los Archivos Póstumos de Isaac Alexander y documento 1 de una serie que trata de la época durante la cual se ganó la vida como tasador de bibliotecas para la famosa librería de viejo Pavel ubicada en la Spigelgasse de la ciudad de Zurich.

Los documentos de esta serie los signaré de la siguiente manera AP/22-TB/01. Es decir de los Archivos Póstumos (AP) es el documento número 22 y de la serie Tasador de Bibliotecas (TB) es el número 01


Antes de dar paso a la voz particular de Isaac Alexander quiero hacer una salvedad. Esta serie está incompleta. Le falta seguro la primera carta. Lo verá el lector por las referencias que hace Isaac a una carta anterior en la que explicaba más in extenso los motivos por los que había aceptado el trabajo.
La destinataria de estas cartas es Anail  Dal Sonelo condesa de Grappa, que fue la amante de Isaac Alexander a los largo de diez años. Nunca vivieron juntos y como comentaba a menudo Isaac, Hablamos mucho, muchísimo. ¡No sabes cuánto!
 
23 de noviembre de 1964
Querida Condesa:
Recién llegado llueve en Zurich. Estoy en la habitación del pequeño hotel de la calle Rindermarkt. Cerca del río. Cerca de mi lugar de trabajo y por lo tanto cerca del Cabaret Voltaire. ¡Ah, querida Anail, querida mía, no he podido bajar y caminar con las manos dentro del abrigo -porque llueve y hace frío y el río ha colocado a pocos centímetros por encima de él un cejo que alimenta el misterio del otoño en centroeuropa- porque si lo hiciera me acercaría a nuestros días juntos en esta misma ciudad... no hace tanto. Sí, estoy en el mismo hotel en el que estuvimos y he tenido la fortuna de conseguir la misma habitación en la que te regalé, junto a la cama, aquella cruz que nunca quisiste que viera nuestros amores. En la mesita frente a la ventana te escribo esta segunda carta también para pedirte disculpas por si de la primera -que te escribí en el tren, tras la huída- colegiste que era de ti y aunque haya algo de verdad en ello más me impulsó una necesidad casi estética de volver a aprender. Y así cuando los astros se conjuraron y conocí  a Pavel de una forma tan ordenadamente casual, no pude por menos que hacerle caso al destino y levantar el vuelo una vez más.
No estoy cansado de amarte. Ni cansado de verte desnuda. Más bien lo que quiero -porque tú lo quieres- es querer verte desnuda siempre y para que el erotismo crezca ha de menguar el vernos. Algo así me dijiste hace pocas noches, me dijiste, No quieras verme tanto, Isaac, que de tanto querer verme me vas a gastar. La verdad en tu boca me aterra y me atrae. Espero que mi verdad, la que me has pedido que te cuente te provoque la misma tensión que a mí: atracción y terror a un mismo tiempo.
Curioso estar en Zurich,; empezar otra vez en Zurich. Zurich donde empezó todo.

Narrativa

Tags : Tasador de bibliotecas Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 27/11/2018 a las 18:02 | {0} Comentarios


Ayer volví
había desaparecido el cuero de mi cuerpo
y en la carne viva vibraba el bajo de una canción
No hubo nada nuevo
nada que reseñar
Podría decir que el recuerdo de la Blavatski
influyó en la ironía de sentirme conectado
al huevo cósmico
(o la nuez, la nuez también, sí, la nuez... la de Adán)
Terminé desnudo en un campo de lavanda en la provincia de Guadalajara país España hemisferio norte del planeta Tierra perteneciente a la galaxia de la Vía Láctea en una zona exterior de una de sus espirales exteriores, alejados del núcleo de la galaxia por lo tanto y a unos cuantos miles de años de su fusión -de la galaxia- con Andrómaca que supondrá el nacimiento de una nueva la Vía Andrómaca -que parece más bien una de esas interminables calzadas romanas- o Andrómaca Láctea que podría ser el nombre del personaje de una nodriza en una novela realista mágica de los años sesenta latinoamericanos (repetición de la retahíla de ubicación con sus nuevas y cercanas coordenadas al respecto del término latinoamericano en su acepción geográfica)
Nada nuevo que reseñar por lo tanto, mi teniente general
A sus órdenes y guardeos dios de salir esta noche que va a caer una helada de las buenas
Norte de Palencia
Mañanitas de San Juan
Abanibi Aboebé
Las Furias duermen 

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 23/11/2018 a las 19:15 | {0} Comentarios


Haiku


 
El agujero
negro con luz se fragua
luz apresada
 
 

Poesía

Tags : Haiku Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 14/11/2018 a las 00:22 | {0} Comentarios


¿Puede la parte descubrir el todo que la contiene?
Se santigua una gitana vieja en la plaza del pueblo
Ocurre en Extremadura. Acaba de escupir al cacique. Corre el año 1903
Esa gitana ya está muerta, ha sentenciado el boticario
Somos hidrógeno.
¿Ésa es la verdad? Sí, sí, lo es (la Historia del Ojo)
Aunque la gitana vieja no lo sepa.
Mucho antes (no tan antes. En realidad hace un suspiro) el pueblo de Numancia fue cercado por unos hombres venidos de muy lejos
El sacrificio
La carne de los muertos
Ni tan siquiera se había descubierto que el aceite de ballena es bueno para alumbrar la noche
Como no supo el universo primitivo que tras tres mil millones de años de oscuridad
una condensación producto del frío
provocó la posibilidad de la estrellas... y entonces se hizo la luz
(la fusión del hidrógeno; el nacimiento del helio; el moderno mito de la creación
Un hombre cojea y cuenta que el sábado un caballo le coceó
La vida del caballo
el otoño entendido como una primavera decadente... Luchino
La lluvia esta mañana
El camino de siempre y unos haces naranjas como lanzas hundidas en la tierra
No sé cómo fue el nacimiento del tiempo
ni si los supercúmulos existen realmente
(no los supercúmulos, sus magnitudes)
a veces siento como si me hubieran seccionado el cuerpo calloso del cerebro y fueran dos las mentes que acompañan este cuerpo
dos las consciencias de las cosas
como si dijera materia y energía universal
Todos los villanos de Numancia murieron: mujeres y niños a manos de sus hombres y del hambre
y los hombres muertos unos a otros
antes que caer como esclavos de los romanos, antes de que las mujeres fueran violadas (siempre la misma victoria en la misma, eterna guerra) antes de que los niños fueran esclavizados
Parece mi estirpe numantina prius mori quam foedari
resuena en mis oídos algunos días
cuando camino con el pie herido
me paro a saludar al fresno
el perro corre calado hasta los huesos
el cielo tiene la grisura de la segunda guerra mundial
arde California
tan joven California... François
tan vieja la gitana que acaba de escupir al cacique hace ahora ciento quince años
algún tiempo después de los Neandertales
los cuales hubieron de mirar a los homo sapiens llegados de la India con la mirada del que sabe
que el horno crematorio está a punto para el exterminio
Ese silencio del universo primitivo
cuando aún protones y  electrones no se habían anulado mutuamente
el mito científico del nacimiento
los últimos días del silencio
la radiación cósmica de fondo en la mente de Giordano Bruno
Arde Numancia
Se cumplió el vaticinio del boticario
como a una cerda, bocabajo, la abrieron
Así fue siempre
como lo fueron los utensilios de hueso o marfil
Albores del mundo conocido
Dataciones

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 13/11/2018 a las 01:35 | {0} Comentarios


1 2 3 4 5 » ... 355






Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile