Inventario

Página de Fernando Loygorri
¿Qué tiene? Nadar es volar en un medio más denso que el aire. Antes de entrar el mundo ya se ha hecho más pequeño (y más azul). Primero es la desnudez en los vestuarios, junto a otros seres humanos machos. La desnudez en compañía (recuerdos de hospital: una auxiliar, los primeros días, cuando no podía beber ni comer, me lavaba tumbado en la cama. La desnudez también entonces. Le agradecía que me limpiara). El espacio es espacial. El agua tiene esencias de atmósfera cero. Parece una analogía de espacio exterior. Y el sonido de los cuerpos abriendo el agua genera ecos que podrían ser lejanas sensaciones rojas. Es al entrar en el agua cuando se produce la extrañeza y la calma y cuando cojo la cadencia justa del braceo -y siempre hay un intervalo de tiempo en que lo consigo- aseguro que desaparece el movimiento. Nadar con cadencia es sentirse quieto.
Justo como ahora que miro el reloj y pone: 0:00.

Miscelánea

Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 07/06/2018 a las 23:46 | {0} Comentarios


No desdice a Giordano Bruno
No podría
Vino la calma en la vuelta
De tanto verlo correr
También fue ayer cuando sintió el regocijo de una emoción leída
gracias a buen escritor judío yankee

La tensión se produjo ante la ausencia en una terraza
No era día para andar por la calle
Bendice -como si creyera- el frío de junio en la meseta castellana
y se regocija cuando observa que del poste del embalse tan sólo se ve el último tramo, el que más se acercaría en una geografía euclidiana al sol, el resto ha sido tomado por las aguas

Luego ha ido entrando en el estudio
Ahora es tiempo de comer en este nuevo estado femenino
Vale (que cerraba Cervantes) 

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 06/06/2018 a las 23:32 | {0} Comentarios


¿Te he dicho, amiga, que ayer, en el desierto descubrí el agua?
No creas que la duna se mostró inquieta
Era justo al atardecer y cantaba un coro de buitres una romanza
mientras revoloteaba alrededor de un cadáver
La lluvia se hacía esperar
los espejismos reflejaban un deseo
y quise, por mor del capricho, saber la etimología de la palabra atrofia
y supe leer Τροφόϛ  'alimenticio' que a su vez deriva de τρέφειν 'alimentar'
Luego atrofia en su idea primera, amiga, implica algo que no nutre, que no se desarrolla
y sin embargo no está muerta
quizá la atrofia en última instancia tan sólo suponga delgadez

En el desierto el agua, te decía
A veces ocurre que me sugiere el Sáhara un adagio en Tokio
y resulta entonces que uno -en una especie de magia científica- une las vidas de Churchill y Jung
Yo sé que a ti la noche no se te está haciendo larga
Si la hija llamara al padre tan sólo para hablar entonces todo estaría bien
No tendría por qué sentir que esa nube negra se acerca a velocidad excesiva
o que el coro de los buitres apenas desentona en la romanza

¡Cuántas noches ya no estarán tus brazos!
¡Cuánto desierto para tanta agua!
¡Cómo el senderuelo que sigue la liebre no atañe en absoluto al galápago!
Escucha, amiga, el piano que exclama el adagio en Tokio, siendo como es el pianista de Al-Aiun
Deja que los dedos y sus callos pulsen la cuerda del contrabajo mientras yo me deshago en una breve añoranza del humo de un cigarro
Volveré a ti
si los rayos descargan y veo a lo lejos el resplandor de una ola que se extravió en el mar
Déjame seguir, amiga, que apenas alcanzo a sentir porque supe que no sólo el área del vocablo se extendería hasta Istria sino que estaría abundantemente representado en tierras rumanas
También en Oltenia
También en Banato
Urnenfelder como si dijéramos 

Querida mía si te dijera que a veces en el desierto llueve
sentiría ya en mí la leve salpicadura de una gota
exclamaría algún gritito feliz
subiría a un altozano y haría la mímica de un centinela que avisa de la llegada de los enemigos
Yo soy así, apenas me sostengo cuando ya me he levantado y luego caigo de nuevo cuando me yergo
Ya es el cuarto día del mes sexto
la noche de San Juan se acerca

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 04/06/2018 a las 00:11 | {0} Comentarios


¡Ulises! ¡Ulises!
No me estoy afeitando frente a un mar verde moco
ni escucho el rudo acento irlandés
Sé que no llegaré a la página 735
y que la estulticia de los neoliberales tiene que ser respetada
porque será su estupidez la que se enarbole para justificar las próximas razias contra los ciudadanos
(a ser posible jóvenes)
Ojalá hagamos caer la monarquía borbónica
antes de que vuelva la guillotina
y puedan nuestros hijos alardear de que ellos vivieron un tiempo en algo parecido a un sistema social participativo
Deseos ante un mar que no es de color verde moco
en un momento de mi vida en el que no me estoy afeitando
ni cuando deje de escribir bajaré por un sendero que huele a humedad de la verdura
bosques de clima continental con un cielo gris que amenaza lluvia
Cada uno ha de luchar, Ulises querido, en el lugar que le corresponde
unos lo harán en las calles
otros lo harán organizándose
y algunos lo harán viviendo según sus propias reglas
Esa forma de vida -callada, sin estruendo- es también un forma de lucha
-y no menor-
porque creemos que lo holístico es tan sólo una teoría
y no pareces dispuesto a aceptar que el movimiento del ala de la mariposa
tiene realmente una incidencia -la que sea- en el funcionamiento del mundo
(como la tiene la energía oscura que tan sólo existe -de momento- en el lenguaje perfecto de las matemáticas)
Por eso fat Buck no me afeito frente a la empalizada de un edificio de la vieja Dublín
ni soy maestro de bardos
en la Gales del siglo IX
ni camino por caminos de cómicos en la España seca del sur
Sólo alardeo de la musicalidad en mis frases
del aliento de algunas lecturas
de mis lamentos por no haber podido terminar otras
o de la duda que me asalta por saber si realmente Chesterton me enseñará a escribir novelas policiacas
El viento movía las plantas del camino esta tarde
Nilo jugaba como siempre, a saltos
Los niños gritaban en el patio
Los amigos preguntaban por mi salud
Mi esposa -siempre en la lejanía- surcaba otras aguas
Yo siento que me afeito frente a un mar de color verde moco
que la relación entre el fascismo y la monarquía borbónica
se establece a partir de los barriles de petróleo saudí
y que el temor a las palabras siempre encubre el horror a las ideas
¡Ulises! ¡Ulises! ¡Bribón!

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 02/06/2018 a las 22:38 | {0} Comentarios





Una vez más la velada entre los carniceros fue dolorosa


 

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 02/06/2018 a las 01:29 | {0} Comentarios


1 2 3 4 5 » ... 343






Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile