Inventario

Página de Fernando Loygorri
¿Fue la dimensión entonces?
¿Una cercanía que se iba alejando hasta hacerse pequeña?
¿Barruntabas algo?
(La herida parece que se fue infectando
Ladraron los perros más
El halo de la luna se hizo negro
Cayeron desde el infierno pedazos de cielo
Hubo una niebla densa que sometía la vista a un esfuerzo nunca visto
Lamió la gata el vientre amado
Se escucharon auroras boreales
El verde sonaba a chorro
El rojo a madera
El azul a resquebrajadura en el plato de barro)
Si me hubieras preguntado cuando estaba en el sótano sentado en la butaca blanca a punto de iniciar la lectura de un clásico con fuerzas y unas buenas ganas de llorar
Si me hubieras abrazo entonces
Cerilla en oscuridad de luna nueva
Faro en la pleamar antártica
Cabo de Hornos
Pampa querida
Esmalte, craquel
Si hubieras exclamado algo parecido a ¡Qué brazos! ¡Cómo galopas las olas! ¡Cuánta habilidad!
Si tu boca se hubiera abierto
¿Barruntabas algo?
¿Fue solo intuición?
¿El miedo, entonces, tenía sentido?
No era la noche, era el monstruo que rondaba por encima de mi cabeza y vapuleaba sin compasión mi valentía
No era saberse solo en mitad del mundo
No era estar aislado cuando la multitud se cierne
sino realidad de alas del cuervo que aún no viniendo de la misma selección que las alas del murciélago cumplen ambas la misma función
Por eso te amo tanto
y cuando escucho tambor y acordeón no me viene a la cabeza un desfile militar
recuerdo a Bob Dylan, recuerdo Joey
Ahora vuelves
Sé que la meseta no está tan alta como para llamarla altiplano
Asumo la sequedad del paisaje en el desierto 
Sólo te pido una respuesta
¿Barruntabas algo?
¿Fue la intuición de la mujer que se encamina a la madurez y no la detesta?
He sentido pánico
He reido
Tienes que saber que cuando el terror está a punto de ahogarme
soy el hombre más valiente del planeta
Podrá matarme el filo del cuchillo
nunca su idea
Puedes responderme que la mañana avanza
¿Adónde iremos?
¿Estaremos juntos?
¿Vivir era esto?
¿La inmortalidad es realmente un fin?
De lo actores te hablaré otro día
No he dormido
Sigo vivo
abiertos los brazos a la crucifixión o a la exaltación del árbol
Me aventuraré en tu cuerpo
mientras la tierra se remueve por dentro
Un núcleo de fuego calienta el manto
para que el laberinto siga siendo mágico
¿Barruntabas algo?
¿Eres consciente de la maravilla de los ojos?

Ensayo

Tags : Atrofias Redactado por Fernando García-Loygorri Gazapo el 30/08/2018 a las 12:53 | {0} Comentarios








Búsqueda

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile